La muerte de las abejas

Hace unos días salió en varios medios (La Vanguardia, Rac1) unas declaraciones de un apicultor de Girona hablando de sus problemas con la velutina, que venia encabezado con un titular que venia a decir “la velutina acabará con las abejas”

Lo siento… me indigna:
me indigna, por que, según he leído en otros medios sobre esa entrevista, el apicultor habla del peligro que supone hacia las abejas silvestres, en su zona (o donde afecta la Velutina). Hay que recordar o dar a conocer que la velutina viene de un clima subtropical cálido, con altas pluviometrías (superiores a 1.000 mm /año) por esta razón su distribución por la cornisa Cántabra ha sido tan rápida, llegando en pocos años a extenderse desde los pirineos catalanes hasta Finisterre.

En Catalunya la detección más al sur fue en Vacarisses en el 2014, hace 3 años y en la Serra de Tramuntana en Mallorca (pluviometría superior a la del mediterráneo general, orientación oeste). Esto nos abre a la esperanza de que su expansión está siendo frenada por las largas sequías mediterráneas.

La abeja representa aproximadamente el 60% de la alimentación de la cría (la avispa adulta come fruta madura y néctar) formando parte de su dieta libélulas, otras avispas, moscas, etc. por tanto, sí que es una amenaza, sobre todo para los colmenares pequeños, ya que un nido de velutina se enfocará en menos colmenas y sí puede hacerlas morir, pero la mayoría de colmenares en la península tienen entre 30 y 80 colmenas (los he visto de más, pero por suerte, creo que el limite de 80 colmenas rige)

Con todo esto. expongo:

  • -las abejas están en muy serio peligro, estamos de acuerdo.
  • -los apicultores vemos con desesperación pérdidas de más del 30% de nuestras colmenas, que no conocen otra primavera, nos encontramos el camino de las colmenas plagados de abejas muertas con la lengua fuera, colmenares repletos de la temible varroa,…
  • -y luchamos con ellas, y lloramos, y pensamos una vez más a ver si esto ayudará a nuestras amadas a llegar con alegría a una nueva primavera.
  • -pero los campos ya no son amigos, cualquier cultivo tiene asociado la aplicación de innumerables fórmulas químicas (en España hay aprobados más de 300 agrotóxicos nocivos para las abejas)
  • -y cualquier flor, puede significar la muerte de la abeja dispuesta a amarla.
  • -pero eso mueve la economía … y no se muerde la mano que alimenta.
  • -los medios defienden los derechos de sus anunciantes, y en este caso, la Vanguardia y Rac1 (propiedad del grupo Godó, nombrado “el protegido del Pujolismo”) han creado una buena cortina de humo.
  • -las abejas desaparecen, lo sabe todo el mundo.
  • -nuestra existencia está íntimamente vinculada a ellas, eso lo sabe la mayoría.
  • -y el ‘porqué mueren las abejas’, eso lo sabemos unos pocos, pero no es bonito escucharnos.

las abejas, como trataré en otro escrito, desaparecen por los hábitos y costumbres de esta sociedad que vive en la inmediatez, las políticas agrárias, los NEONICOTINOIDES re-aprobados hace poco por la Comunidad Europea. Y mueren por los tratamientos de la mosca del olivo con DIMETOATO.

PERO LOS FABRICANTES DE ESOS PRODUCTOS GASTAN CASI TANTO DINERO EN CONVENCER POLÍTICOS COMO EN PUBLICIDAD, y eso es lo que alimenta a estos grupos que ya no son de información, si no de opinión. De opinión interesada.
Y eso me cabrea.

El Pastor d’Abelles

 

aqui la muestra
http://www.lavanguardia.com/natural/20170127/413726270840/avispa-asiatica-vespa-velutina-extincion-abejas.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *